EL DECANO NO LAVÓ HERIDAS por: Jorge Andrés Aldunate Infante

Los Rojos de Santa Laura doblegaron 0-2 a un Wanderers que no pudo reivindicarse con su público tras la dolora caída en el Clásico Porteño. Los goles hispanos fueron obra de Patricio Rubio (76´) y Gustavo Canales (87´). La jornada del sábado en Quillota era la ocasión ideal para que Wanderers se lavara la cara [...]

Comparte esta Noticia en:

Los Rojos de Santa Laura doblegaron 0-2 a un Wanderers que no pudo reivindicarse con su público tras la dolora caída en el Clásico Porteño. Los goles hispanos fueron obra de Patricio Rubio (76´) y Gustavo Canales (87´).

La jornada del sábado en Quillota era la ocasión ideal para que Wanderers se lavara la cara y sanara heridas. El Decano recibía a una encumbrada Unión Española con la obligación de ganar, primero para sacarse los balazos de la estrepitosa y dolorosa caída frente a Everton de Viña del Mar (acontecida siete días antes en el Clásico Porteño) y segundo: con el claro objetivo de estrechar cifras con los punteros del campeonato y, de esta manera, seguir soñando con bajar del cielo esa tan anhelada cuarta estrella caturra (o, al menos, luchar por acceder a una Copa Internacional), cuando aún restaban cuatro fechas para cierre del presente Torneo de Transición. 

Pero no. Los pupilos de José Luis “Coto” Sierra sepultaron de raíz las aspiraciones verdes y vencieron a los de Valparaíso de manera inapelable por dos tantos contra cerro, ratificando así que Santiago Wanderers modelo 2013 solo se encuentra apto para pelear en la medianía de la tabla y que, lamentablemente, no está destinado a vivir momentos épicos, fundamentalmente dado a la imperdonable política dirigencia de reforzar equipos santiaguinos con los mejores exponentes de la cantera wanderina, sumado a la ineptitud desde que la S.A recaló en calle Independencia en 2008 a la hora de contratar refuerzos que sencillamente no han dado con el tono en el Puerto (salvo contadas excepciones).

 

Volviendo a la calurosa tarde del sábado en el Estadio “Lucio Fariña Fernández” de Quillota, se vieron unos primeros cuarenta y cinco minutos bastante trabados y aguerridos. Además, la improvisada dupla de centrales compuesta por Moisés Villarroel y Andrés Robles (en reemplazo del suspendido Ezequiel Luna y del lesionado Mauricio Prieto) respondió de manera correcta, pese a la preocupación del DT Ivo Basay en la previa del compromiso.

 

Con el correr de los minutos, ambos elencos tuvieron claras chances de abrir el marcador. La primera jugada de riesgo fue para el local y llegó por intermedio del potente Matías Donoso, tras impecable habilitación desde el círculo central de Leandro Torres. Sin embargo, el remate del ex Unión Temuco dio en la parte posterior de la malla defendida por el golero Diego Sánchez.

 

La respuesta de Unión Española se hizo llegar de inmediato, cuando un minuto más tarde (a los 16´) Gustavo Canales fusilaba a quemarropa a Mauricio Viana y provocaba la soberbia contención del portero wanderino.

 

Wanderers acusaba el golpe y también un minuto después (a los 17), Ariel Cólzera habilitó a Donoso quien efectuó un preciso disparo al poste izquierdo de Sánchez, el que otra vez estuvo presto en la contención y mandó la pelota al tiro de esquina. Hasta esos instantes el juego era de ida y vuelta en el sintético quillotano.

 

Después, el fútbol entraría en un letargo y la última ocasión de peligro corrió por cuenta de la visita: proyección por la banda izquierda de Nicolás Berardo quien cedió para Patricio Rubio, pero el goleador hispano elevó por sobre el travesaño cuando se encontraba en inmejorable posición para vencer a Viana. Así se fueron al descanso.

 

Adiós Copa

 

Cuando el juez del encuentro Carlos Ulloa dio comienzo a los segundos cuarenta y cinco minutos, Wanderers se fue con todo en busca del gol que le permitiera seguir soñando con los puestos de avanzada. A los 47´otra vez Donoso ejecutó un fuertísimo remate que no terminó en gol solo gracias al portentoso esfuerzo del portero Sánchez.

 

La más clara para el Decano correría por cuenta de su capitán Jorge Ormeño: 62´minutos de partido y “Figura” capturó un rebote en ¾ de cancha y con un potente y preciso derechazo por alto quiso batir la resistencia del portero de Unión Española, pero desafortunadamente para las aspiraciones caturras su remate dio caprichosamente en el horizontal. Eran los mejores pasajes de Wanderers, que sin lugar a dudas merecía mejor suerte en Quillota.

 

Luego, las acciones se emparejaron hasta que en el minuto 76´apareció la vieja máxima del fútbol que dice que “goles se hacen y no se merecen”: Así, una excelente jugada urdida por el mediocampo de Unión Española culminó con un magistral pase de Óscar Hernández para que Pato Rubio se colara por las espaldas de Óscar Opazo y del debutante Brayams Viveros y de “puntete” batir la resistencia de Viana. 0-1 para Unión Española.

 

Wanderers no tuvo jerarquía para jugar con el marcador en contra y a partir de ese instancia su juego entró en un letargo absoluto, circunstancia que fue muy bien aprovechada por un inteligente y sólido cuadro de Unión Española (por algo son los punteros del torneo). De esta manera, no extrañó a nadie que cuando el partido estaba por finalizar, nuevamente Patricio Rubio se escapara solo por la banda que debía ser defendida por Boris Sandoval y le cediera un certero pase a ras de piso a Gustavo Canales para que el argentino nacionalizado chileno definiera a placer en plena área chica, tras ganarle la marca a un inexperto Viveros al que por nada del mundo se le debe culpar por sucumbir ante la presencia de un delantero de la clase de Canales, pues la única y exclusiva responsabilidad corre por parte de los señores que administran la Sociedad Anónima a la que el club fue concesionado y su política mezquina a la hora de invertir en un plantel más numeroso y capacitado a la hora de afrontar imponderables como lo son contar con equipo diezmado con jugadores lesionados y suspendidos.

 

Con este resultado, Santiago Wanderers de Valparaíso se ubica en la séptima posición del presente Torneo de Transición, con 20 puntos a nueve unidades de los punteros Unión Española y Universidad Católica, cuando aún restan tres fechas para el final del campeonato, por lo que sus aspiraciones de ir por el título o acceder a una copa internacional son prácticamente nulas.

 

Ahora los Vagabundos deberán viajar a la VIII Región del país para medirse el viernes a partir de las 20:00 ante el campeón vigente Huachipato en el Estadio CAP de Talcahuano, en partido válido por la Décimo Quinta Fecha del presente Torneo de Transición. La Vida en Verde, El Orgullo de ser Porteños.

 

Ficha técnica:

 

Estadio: “Bicentenario Municipal Lucio Fariña Fernández”, Quillota.

 

Público asistente: 3.564 espectadores.

 

Árbitro: Carlos Ulloa

 

Santiago Wanderers (0): Viana; Schultz (57´Sandoval), Robles, Villarroel (46´Viveros), Opazo; Ormeño, Méndez, Torres, Cólzera (78´Salmerón), López Macri; Donoso.

 

DT: Ivo Basay.

 

Unión Española (2) : Sánchez, Currimilla, Ampuero, Navarrete, Berardo; Pavez (63´Hernández), Abelairas, Cueva (83´Castro); Jaime, Rubio, Canales (Mancilla).

 

DT: José Luis Sierra.

Goles: 0-1, Patricio Rubio 76´(U. Española); 0-2, Gustavo Canales 88´ (U. Española).

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comparte La Vida en Verde